Mamografía: Cómo sobrevivir y tener un diagnóstico precoz

Las mujeres en general deben conocer que a una cierta edad avanzada, como por ejemplo, a los 45 años es debido realizar la primera mamografía con el fin de prevenir y combatir el cáncer de mama.

Tanto hombres como mujeres pueden padecer esta enfermedad que en muchos casos es mortal, sobre todo en los casos del varón porque ellos no tienen el hábito de tocarse las mamas.

Sin embargo, son las mujeres quienes sufren más la condición debido a la densidad de las glándulas mamarias, genética o mutación de los genes BRCA.

Alrededor del 85% es la tasa de supervivencia que tienen los pacientes de prevenir a tiempo alguna alteración en los senos y así poder ofrecer soluciones efectivas.

Símbolos rosa como prevención del cáncer de mama y realización de mamografía.
Crédito de imagen: Shutterstock

Por tal motivo, la autoexploración es una de las formas de luchar contra el cáncer. Perder el miedo es la clave fundamental para realizar un diagnóstico precoz.

Es una pena que, muchas veces, unas mujeres por temor y otras por no estar bien asesoradas, obvien hacerse una mamografía, sobre todo en los tramos en los que es más prevalente, entre los 45-65 años.

Lamentó, la Dra. Dolores Ojeda, ginecóloga y especialista de cáncer de mama.

¿Por qué ir al médico?

El cáncer muchas veces aparece en el organismo sin manifestar signos de molestias, dolores, inflamación ni picazón.

Sin embargo, la manera de embestir esta enfermedad mortal es realizando exámenes de rutina y prevención para acudir a tiempo dependiendo de cualquier resultado.

El hecho de sentirse bien, no quiere decir que debe dejar de lado las responsabilidades con la salud propia.

¿Cómo son las mamografías?

Para detectar tumores malignos o benignos es necesario usar el aparato de rayos x para mamografías.

El especialista, mamógrafo, debe realizar una radiografía que consiste en una prueba sencilla e indolorosa, pero, que en ocasiones puede causar molestias debido a la presión que la máquina ejerce sobre las mamas para obtener una imagen nítida.

¿A que edad se debe empezar a realizar los estudios de mamas?

Personas de 25 años con antecedentes familiares y propensos a desarrollar cáncer de mama deberían realizar el estudio, sólo que por ser tan jóven es víable la ecografía y resonancia magnética.

Es a partir de los 45 años de edad donde la mujer comieza a hacer la mamografía.

Factores de riesgo:

  • Familiar directo con cancer de mama u ovario (madre, hermana, tía).
  • Un varón de la familia con cáncer de mama.
  • Haber sufrido un linfoma.
  • Genes BRCA1 y BRCA2 con resultados positivos.
  • No haber concebido. (La lactancía materna evita la enfermedad).

¿Cómo reaccionar si el resultado es negativo?

Sí al realizar la exploración completa de la mama se identifica alguna imagen o cuerpo extraño sospechoso, con ayuda de una resonancia magnética se puede corroborar si existe algún tipo de cáncer.

En caso de que el resultado sea negativo, el paciente debe tener calma, paciencia sin generar ansiedad a la situación.

Tener un apoyo psicológico es meramente importante en los momentos de encontrarse con un resultado entristecedor, por ende, buscar información clínica es una manera de lidiar con el tema.

En ese sentido, tiene más posibilidades de sobre llevar la enfermedad junto al apoyo de integrantes familiares y entorno social.

Ante la amenaza de la pérdida de cabello, hay instituciones que hacen pelucas para las afectadas, igualmente, enseñan a maquillar las cejas para aumentar el autoestima y ver desde otro punto de vista la vida.

¡ SI LUCHAS LA ENFERMEDAD SERÁ MÁS DÉBIL !

¿Ya te hiciste la 1era mamografía?

En caso de ser más jóven de 45 años, ten presente que este estudio es muy importante, sobre todo en las mujeres.

No debe pasar desapercibido.

Sí te gustó el contenido, te invito a nuestra categoría Salud en Foco.