Efecto de los videojuegos en adolescentes y niños

Videojuegos son recreaciones que actualmente se conectan con el mundo real por medio de la red Wi-Fi con la finalidad de interactuar con personas de todas las edades.

Muchas veces ocasionan efectos secundarios en adolescentes y niños.

Algunos juegos son de contenido educativo, sin embargo, los más populares son los que generan y promueven violencia.

La preocupación de todo padre con respecto a los videojuegos es por causa de los excesos.

Del mismo modo, la aproximación con otras personas “negativas” pueden ocasionar estragos graves en la conducta del adolescente o niño.

!Deja eso y ven a comer!, !Apaga el videojuego de una vez y duérmete!

Exclamaciones que muchos padres de familia realizan cuando el problema se enfoca en el tiempo que le dedican a este tipo de actividad.

imagen de personas jugando videojuego.

La respuesta puede ser muy hóstil.

Sin embargo, también se encuentran las respuestas silenciosas haciendo como que no escuchó la orden o simplemente !voy en 5 minutos!, !La última partida y apago!

Por tal motivo, el representante del jóven debe tomar en cuenta algunas sugerencias y opiniones de especialistas para sobrellevar el tema.

¿Cuáles son los efectos perjudiciales de videojuegos en exceso?

  • Menor tiempo de socialización con amigos y familiares.
  • Ausencia de tiempo o receso para actividades escolares y ocio.
  • Mayor sedentarismo con implicancias en la obesidad.
  • Menos tiempo para hacer ejercicios.

Sugerencias para adolescentes adicto

Aunque muchos viedojuegos pueden desarrollar la capacidad cognitiva, defensiva y de acción, otros pueden ocasionar que se involucren de manera intensa con personajes del juego.

Lo peor que podría pasarle a un niño o adolescente es que pierda la realidad de la vida.

Por otro lado, se sugiere estar más alerta no sólo por el contenido que puede contener un juego virtual, si no, por la presencia de desconocidos (criminosos).

  • Erradicar mitos sobre la existencia negativa entre los videojuegos y adolescentes.
  • Consultar con especialistas u otros padres sobre el uso de juegos.
  • Orienta a los pequeños sobre el uso racional de la tecnología.
  • Supervisa los horarios y asegúrate que se cumplan.
  • Evita que el adolescente se vuelva adicto a los juegos.

¿Cómo plantear a tu hijo que juegue?

  • No dejar que juegue antes de los 6 o 7 años, pues diferenciar la realidad de la ficción a esa edad es complicado.
  • Los niños con 10 años son vulnerables a imágenes impactantes.
  • Vigilar los tipos de juegos que prefieren.
  • Una hora es suficiente para jugar.
  • No permitir que los juegos interfieran con las responsabilidades de la escuela y casa.

Opinión de la OMS y Especialistas

La Organización Mundial de la Salud (OMS), consideró que el trastorno de los videojuegos es una enfermedad mental.

Asimismo, especialistas reconocen el trastorno como una consecuencia grave para la salud, pudiendo perjudicar al niño y adolescente a nivel emocional.

Dicho esto, recomendamos siempre estar de ojo con sus hijos.

La comunicación efectiva genera positivos resultados.

No olvides que la idea no es prohibir, si no, colocar límites en los juegos.