Baby Led Weaning: Alimentación para bebés

Una de las preocupaciones que toda madre tiene sobre todo las primerizas es acerca del tipo de alimentación que debe ofrecer al bebé durante sus primeros meses y Baby Led Weaning, es un buen método.

Según la OMS dice que el alimento más completo para cualquier niño los primeros meses de vida es la leche materna, sin embargo, cumplida la edad de 6 meses en adelante, la madre puede comenzar a verificar si el bebé está preparado o no para comenzar con el Baby Led Weaning.

¿Cómo podemos saber eso? Bueno, lo mejor es empezar por su equilibrio y habilidades. Por lo menos, si ya se puede sentar solo y es capaz de llevar a su boca “cosas” es señal de que está listo.

Sin embargo, es necesario tener precaución para que no se vaya ahogar con los diferentes alimentos y paciencia para que triture cada uno de ellos.

Igualmente, es importante prestar atención al tipo de alimentación que es ofrecida al menor para descartar reacciones alérgicas.

¡Así que, no hay de que preocuparse, siempre hay una primera vez!

Además de ser una práctica inteligente y saludable, resulta entretenido alimentar a los bebés mientras aprenden sobre el Baby Led Weaning, introducción a la alimentación complementaria..

Pero, son ellos quienes deciden qué, cómo y cuánto comen. Si no desean más, no comen más. Si no les gusta nada, quizás pruebes con otra cosa y al pasar los días puedes repetir la verdura para saber si es de su agrado.

Un bebé experimentando alimentación con el método Bby Led Weaning
Crédito de imagen: Shutterstock

¿Cómo empezar con Baby Led Weaning?

El momento ideal para que un bebé de comienzo al método Baby Led Weaning es cuando sea capaz de sentarse y agarrar con las manos objetos o alimentos en este caso, como fue mencionado anteriormente.

De esta forma, facilitará un mejor agarre a la hora de aplastar, tocar, investigar y comer con verduras, frutas y hasta carne en pedazos.

La idea consiste en cortar trozos largos y gruesos para que la crianza consiga tomarlo con una mano, preferiblemente cocidos para no perder la contextura ni los nutrientes naturales del alimento.

Es aconsejable separar la receta en varios compartimientos, en platos coloridos infantiles para que pueda atraer al bebé con más facilidad a la mesa.

Algunos de estos alimentos pueden ser, por ejemplo: Plátanos, papa cocida, pera, brócolis cocido, pepino, pan, espaguettis o macarrones, aguacate, entre otros.

Por otro lado, es fundamental saber que una vez comience a comer puede que surjan desastres alrededor de la cocina o que consiga al pequeño de la casa totalmente sucio de la cabeza a los pies.

Es importante entender que ese tipo de situaciones sucederán y está bien, puesto que forma parte del juego y evolución a través de la práctica.

¿Cuáles son las ventajas?

  • Los niños se adaptan a texturas y sabores de la comida en casa.
  • Se alimentan mejor porque les gustará un mayor número de alimentos.
  • No necesitan una preparación especial.
  • Se acostumbran a comer la misma comida que los adultos.
  • Aprenden a conocer las señales de hambre y saciedad, igualmente, crear buenos hábitos de alimentación.

Y tú mami, ¿Ya conocías este método moderno, pero, eficiente?

Sí te gustó el contenido, accede y comparte nuestra categoría sobre Educación en Foco para saber más.

  • Post recientes